PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas frecuentes
Preguntas frecuentes

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es la terapia psicológica?

La terapia psicológica es un tratamiento científico. Trata de ayudar a las personas a mejorar malestares físicos y psíquicos, enfermedades psicosomáticas y psicológicas. También ayuda a lograr cambios en el comportamiento de las personas y grupos fomentando  su bienestar.

¿Qué diferencia hay entre un psicólogo y un psiquiatra?

Un psiquiatra es un médico de formación que hace la especialidad de psiquiatría. El psiquiatra tiene un enfoque más biologicista, es decir, se centra en cómo los aspectos fisiológicos y químicos del cuerpo (hormonas y sistema nervioso) afectan al comportamiento humano. Al tener este enfoque más médico, promueve las mejoras a través de los tratamientos farmacológicos. Estos medicamentos son necesarios en la mayoría de los trastornos mentales más problemáticos.

El psicólogo tiene la licenciatura o el grado universitario de psicología. Posteriormente, puede formarse en el área clínica. El psicólogo pone más énfasis en cómo el contexto social, la personalidad, la historia personal del paciente, las relaciones personales, la cultura… afectan a su comportamiento y al problema. Pueden trabajar como apoyo a los psiquiatras en los trastornos más graves y en casi todos los casos que ellos tratan. También pueden ofrecer sus servicios a prácticamente cualquier persona sin patologías mentales graves, por ejemplo, personas que deseen conocerse mejor a sí mismas, mejorar su autoestima, o que sufran por alguna crisis en su etapa vital o algún conflicto con cualquier persona de su entorno familiar, laboral, social, etc. La forma de intervenir no es a través de fármacos ya que al no ser médico no puede recetar, es a través de la palabra, de la alianza terapéutica que se cree con el paciente y del modelo o los modelos teóricos que el psicólogo utilice. No olvidemos que la psicoterapia es un método científico.

¿Por qué hablar con un psicólogo en vez de con otra persona?

Equivocadamente se tienen ideas estereotipadas como el “psicólogo es para los locos”, “Son unos charlatanes” “No creo en la terapia porque no sirve para nada”.Esto puede animar a que una persona no vaya con un psicólogo y opte por contarle sus problemas a un amigo, familiar… Estos últimos te pueden aconsejar desde su punto de vista. Un consejo lo puedes aceptar o rechazar, pero no te ayuda a adquirir nuevas estrategias para afrontar aquellas situaciones aparentemente sin salida. Tampoco te ayuda a ver y construir los problemas desde otras perspectivas y, por supuesto, tampoco son profesionales cuya forma de abordar los problemas es desde un método científico cuya aplicación está demostrada que es efectiva. Por último, no consideramos a los pacientes como enfermos sino como personas que afrontan situaciones complejas en su vida cotidiana y que se encuentran sobrepasadas por las mismas.

¿Cuánto dura una terapia?

Las sesiones suelen durar de media una hora, con una frecuencia de una sesión semanal o quincenalmente. El tratamiento dura en función de la demanda de consulta del cliente, de entre 6 a 20 sesiones.

Me da miedo ir a terapia. No sé qué esperar.

Es completamente normal que nos dé miedo enfrentarnos a lo que no conocemos o contarle tus problemas a alguien que desconocido. La base fundamental para conseguir éxito en una terapia es establecer una buena relación con el cliente, por eso entendemos lo importante que es que la persona se sienta comprendida, segura y cómoda. En ningún momento se pretende juzgar o señalar. Todo lo que se diga es confidencial, no solamente por ética sino también por ley. En mi despacho de psicología me tomo el tiempo necesario para ir al ritmo del cliente ya que mi objetivo es su bienestar. Él marca qué es lo que quiere contar y qué no.

Erróneamente también se tiene el miedo o la creencia cultural de que el psicólogo “me va a psicoanalizar”.  No somos adivinos, ni tenemos poderes mágicos. La forma de trabajar es a través de la palabra, de la relación con los demás, por eso me gusta definir la terapia como un proceso de aprendizaje mutuo en el que acompaño a mis clientes en el camino a resolver sus problemas o demandas.

WhatsApp chat